viernes, 27 de diciembre de 2019

TraicionaNdo

... al subconsciente



50ª Maleta

Me parece encontrarte entre la multitud cada vez que distraigo la mirada en mil caras. De pronto me salta un flash interior, un fotograma filtrado en la bobina que gira dentro de mi cabeza. No sé lo que he visto, ¿acaso no eras tú?
Activo el escáner para depurar cada uno de los rostros con los que me cruzo pero el gentío es tan denso que estoy desbordado. Ya no sé si has pasado o si sigues ahí. Me revuelvo temiendo el habernos cruzado y perdido la pista, habernos rozado sin electricidad y al instante una alarma me saca del sueño: "Despierta, ya es hora"
Tú no estás aquí.

========================================================================

- Bueno, ¿y qué hacemos ahora? - pregunté - No podemos dejar al pobre pájaro...
- Al mirlo - puntualizó el barman haciendo como que tosía.
- ... al pobre mirlo - dije enfatizando - ahí enganchado.
- Pues llamamos a los bomberos pero olvidaos de volver a subir ninguno a esa ventana, ¿me oís? - dijo la gobernanta señalándonos de forma amenazante.
- A ver, dentro de la Policía Municipal, hay una división de Medio Ambiente que se llama UMA. Se encargan de este tipo de cosas ya sea flora, fauna, vertidos, humos... - comentó el barman.
- De verdad que cada día me dejas más alucinado, ¿se puede saber de dónde diablos sacas toda esa información?
- Por favor, botones..., soy mucho más...
- ...que una cara bonita - le cortamos canturreando al unísono la gobernanta y yo.

Mientras sacaba el teléfono para hacer la llamada al 092, el mirlo volvió a revolverse y consiguió finalmente atravesar la red. Revoloteó un poco por dentro del patio y enseguida se posó en el canalón justo enfrente de la ventana. Los tres observamos la peripecia en silencio, expectantes.

- ¿Y ahora qué?, ¿se va a quedar dentro? - dije en voz baja.
- ¡Ay, pobrecito! Le voy a romper una galletita de estas de los tes a ver si bajara a la ventana a comer y le pudiéramos sacar por la ventana de la calle - dijo la gobernanta.
- Nah, no serviría. Los mirlos comen gusanos, insectos, frutas y cosas así - comentó el barman.
- En serio tío, me tienes que explicar muchas cosas tú a mí, ¿eh? - le dije totalmente sorprendido.

De pronto, el mirlo se incorporó de su posición, dio unos saltitos por el canalón hacia un lado y se coló de un brinco por uno de los agujeros de la red que estaba más estirado por un enganche que lo sujetaba a la fachada. Se giró, nos miró desde las tejas ya por fuera de la malla y echó a volar dejándonos a los tres como en una foto por sorpresa.

- ¡Solucionado! - dijo el barman dándome una palmada en el hombro. - Ya me llamáis para otro ratito, ¿ok? - y enfiló la puerta de la habitación.
- Venga botones, ¡acción!, que ya hemos perdido mucho tiempo y tengo que hacer la habitación. - dijo la gobernanta poniéndose también en marcha.

Salí de la habitación y empujé en silencio mi carrito cargado de maletas hacia el ascensor pensando que nadie iba a creer la historia de cómo un pájaro nos había tomado el pelo durante veinte minutos. Bueno, un pájaro no; un mirlo.


En el hilo sonaba George Baker 

19 comentarios:

  1. ¡Maleta 50! cómo rueda el tiempo y el mirlo (blanco) cerrando el post. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que vuela el tiempo sí..., qué importante es mantener la ilusión y tener perspectivas para que eso no sea una losa.
      Muchas gracias!

      Eliminar
  2. Hola , he legado tarde pero veo que las maletas son importante en este texto y sobre todo un lindo pájarito mejor dicho un Mirlo ...bueno espero que le salvaran..las maletas deberán seguir su camino ..Un saludo y feliz viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde para ver volar al bueno del mirlo, libre y dejando en tierra cualquier atadura.
      Muchas gracias!

      Eliminar
  3. Traicionando al subconsciente: esta primera entrada, me recuerda a esos flashbacks, que de repente saltan como una llamarada en nuestra mente. Algo o alguien a quien creemos haber visto. Y con la misma rapidez desaparece. Muy interesante,me gustó mucho como lo expones.

    Maleta 50: Qué alegría que el mirlo haya salido indemne de este contratiempo que los tuvo en vilo Botones.
    Muy buena entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los déjà vu son mis trampas mentales favoritas, cuando te sientes como si ya hubieras estado allí mismo antes..., y sí, ese mirlo debió sentirse aliviado de poder librarse sin necesitar la mano humana.
      Muchas gracias!

      Eliminar
  4. Feliz año y que este 2020 nos venga cargadito de buenas vibraciones y consigamos hacer realidad todas nuestras utopías, una a una.

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que hace pocos años parecía una utopía hoy es una realidad cotidiana que ni siquiera nos sorprende. Quién sabe qué avances nos traerá esta década!
      Muchas gracias!

      Eliminar
    2. Seguro que esta década traerá cosas buenas o eso quiero pensar e imaginar.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  5. jajajajaja muy bueno este final de "escena" bendito mirlo.
    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que luego digan de los ratones 'coloraos'. Ese mirlo sí que era listo. Más que los tres humanos que lo intentaban ayudar.
      Muchas gracias!

      Eliminar
  6. El mirlo era libre y vivía en libertad, ¿podemos decir nosotros lo mismo o somos esclavos de nuestro trabajo, de nuestros sentimientos... ?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aún así se topó con una red que casi le deja atado a un mundo que no era el suyo. Desde luego que, si nos sentimos atados, encadenados, tenemos todo el derecho a revolvernos para liberarnos de nuestras ataduras. Y de paso dejar pasmado a más de uno.
      Muchas gracias!

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Y a volar con una trepidante historia que contar a su próxima 'mirla' que la dejará sin decir ni pío!
      Muchas gracias!

      Eliminar
  8. me asombra leer lo que leo Viviendo lejos de tu tierra a veces no se sabe lo que pasa.ya que vivimos una vida de Trump por aquí que nos ahoga. Se pierde el hilo de las cosas
    suerte al mudo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte nos va a hacer falta con y sin fronteras...
      Ánimo! y Muchas gracias!

      Eliminar
  9. Que resultó no ser un pobre mirlo.

    ;)

    Besos

    PD. Disculpa la demora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada ni nadie es tan simple como parece, verdad?
      Muchas gracias!

      Eliminar